Las Recetas


Crema de coco con coulis de tomate y chili

Lara Munguía Jover


INGREDIENTES

Instrucciones:

 

 

Paso 1

Comenzaremos por la coulis de tomate y chili. En una cacerola, ponemos el tomate frito, (puede ser 3/4 de bote o el bote entero, dependiendo de la cantidad de coulis que deseemos)

Paso 2

Agregamos el chili sin el tallo y el pimiento cortado (lavaremos ambos previamente), y las cucharadas de azúcar

Paso 3

Dejamos cocer y cuando el pimiento comience a estar tierno, añadimos un chorrito de vino blanco

Paso 4

Cocemos hasta que el pimiento se deshaga y, después, batimos con una batidora o picadora

Paso 5

Pasamos la coulis por un colador o un chino para que quede bien fina. El resultado será algo parecido a una mermelada ligera de tomate y pimiento picante

Paso 6

Dejamos templar y reservamos la coulis en un bote, en la nevera, mientras seguimos con la receta

Paso 7

En una cacerola, agregamos la leche de coco, la nata para cocinar, el queso crema y una pizca de sal. Cocemos a fuego medio hasta que se disuelva y se forme una crema

Paso 8

Corregimos de sal si fuese necesario y vertemos el resultado en una jarra, que dejaremos templar

Paso 9

Mientras se templa la crema de coco, haremos unas tostadas caseras, para las que podemos usar pan congelado del que va sobrando de días anteriores

Paso 10

Cogemos el pan y cortamos rebanadas finas con un cuchillo de sierra, las ponemos en una bandeja y rociamos con un chorrito de aceite de oliva. Repartimos bien el aceite con un pincel y sazonamos con sal

Paso 11

Metemos el pan de tres a cinco minutos en el horno y, cuando haya tomado color, espolvoreamos con el pimentón dulce

Paso 12

Por último, escurrimos el cardo y lo cortamos a ‘brunoise’ o daditos pequeños. Si no nos gusta el cardo, lo podemos sustituir por cebolla confitada

Paso 13

Ahora montamos los vasitos. Ponemos en cada recipiente dos cucharadas generosas de coulis de tomate y chili, y agregamos un poco de cardo troceado. Vertemos, con la ayuda de una cuchara, la crema de coco hasta llegar, prácticamente, al borde del vaso

Paso 14

Únicamente nos queda poner un poco más de coulis de tomate con la ayuda de un biberón de cocina y hacer un dibujo con un palillo o una brocheta de cocinar

Estos vasitos pueden servirse templados o fríos. Templados están buenos, pero fríos están impresionantes, así que los podemos reservar en el frigorífico cubiertos con papel film y, en el momento de servir, los acompañamos con las tostadas de pimentón (las tostadas de pimentón las podemos conservar en un recipiente hermético, ya que aguantarán una semana y todavía estarán crujientes).