Las Recetas


El tomate que quiso ser arroz a la cubana (Trampantojo)

David Luengo Portero


INGREDIENTES

  • Un bote de tomate frito Helios
  • 100 gramos de arroz
  • Dos huevos medianos
  • Un diente de ajo
  • Un plátano
  • Galletitas saladas
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Dos hojas de gelatina
  • Canónigos (opcional)

Instrucciones:

 

 

La idea de este plato surge de un rico y sencillo plato de arroz a la cubana. Crearemos un trampantojo de un tomate formado por arroz y, en su interior, un huevo poché. Y la piel estará formada por gelatina de tomate frito. Una forma diferente y original de comer un plato de siempre y que encantará a pequeños y a grandes.

Paso 1

En un cazo, cocemos el arroz en agua con un chorrito de aceite, un diente de ajo y sal. Reservamos

Paso 2

Huevo poché al microondas: ponemos un trocito de papel film sobre una tacita y lo untamos con un poquito de aceite de oliva. Vertemos sobre él un huevo cascado. Sellamos el papel film y lo introducimos hasta cubrirlo en una taza de llena de agua caliente (previamente calentada en el microondas unos dos minutos a máxima potencia). A continuación, cocemos el huevo durante unos 40 segundos a máxima potencia, también en el micro. Reservamos

Paso 3

Falso tomate con el arroz y el huevo poché: sobre un trozo de papel film, extendemos el arroz cocido (una capa fina) y, sobre éste, colocamos el huevo poché. Con mucho cuidado, vamos envolviendo el huevo con el arroz, ayudándonos del papel film. Sellamos el papel, cerramos y metemos en frío en la nevera. Reservamos

Paso 4

Piel del falso tomate: calentamos el tomate frito en un cazo. Una vez caliente, incorporamos las hojas de gelatina (previamente hidratadas en agua fría durante un par de minutos) y removemos. Cuando el tomate esté templado, sacamos de la nevera el falso tomate de arroz con el huevo y le quitamos el papel film. Lo ponemos en el cazo con el tomate y le damos un baño hasta cubrir toda su superficie. Lo sacamos y lo dejamos en un plato, para seguidamente meterlo en la nevera para que cuaje la gelatina

Paso 5

Chips de plátano: en una sartén, freímos unas rodajas finas de plátano con un poco de aceite de oliva. Dejamos sobre un papel absorbente y reservamos

Paso 6

Emplatado: sobre un plato llano (de pizarra, por ejemplo) colocamos un poco de ‘tierra’ de galleta (galleta triturada), encima ponemos el falso tomate y la parte superior de éste agregamos un pedúnculo de un tomate de verdad. Incorporamos al plato un par de chips de plátano en cada lado y, finalmente, le damos la nota de color con unas hijas de canónigos. Y ya tenemos nuestro trampantojo de tomate que finalmente llegó a ser un arroz a la cubana