Las Recetas


Raviolis al tomate

Paula Martín Gómez


INGREDIENTES

Instrucciones:

 

 

Paso 1

Hacemos una montaña de harina con un agujero en el centro e insertamos los huevos. Añadimos sal y unos 100 gramos del tomate frito. Amasamos hasta que se nos pegue en las manos (añadimos harina si es necesario) y hacemos una bola. La colocamos en un cuenco y dejamos reposar durante 30 minutos

Paso 2

Comenzamos con el relleno picando la media cebolla, la zanahoria y los champiñones, todo muy pequeñito

Paso 3

Ponemos una sartén a calentar con un chorrito de aceite, pochamos la cebolla y los champiñones. Cuando estén blanditos, incorporamos la carne y, por último, la zanahoria. Añadimos el tomate frito al gusto, salpimentamos y añadimos romero y tomillo. Una vez todo bien ligado, dejamos reposar

Paso 4

Cortamos la masa en cuatro trozos. Hacemos que cada uno tenga forma rectangular y pasamos por los rodillos de la máquina de hacer pasta varias veces (por distintos niveles de grosor), hasta obtener la masa fina. En caso de no disponer de una máquina, podemos hacerlo con un rodillo tradicional de cocina

Paso 5

Una vez conseguido el rectángulo de masa alisado, lo partimos en dos trozos iguales y recortamos los bordes

Paso 6

Vamos poniendo varias filas de bolitas de relleno separadas en uno de los trozos de la masa. Pintamos los bordes del trozo con agua y ponemos el otro trozo de masa encima. Presionamos sobre las partes sin relleno para sacar el aire y después recortamos los cuadraditos con un cortador de formas y lo vamos poniendo en una bandeja con papel de horno para que no se peguen

Paso 7

Ponemos agua a calentar y añadimos una pastilla de caldo de pollo. Cuando hierva, añadimos los raviolis y dejamos cocer durante diez minutos. Después los retiramos y dejamos escurrir

Paso 8

Elaboramos la salsa poniendo aceite a calentar y le añadimos el ajo picado en finas láminas y dos o tres guindillas. Una vez que los ajos se hayan dorado, retiramos

Paso 9

Vamos a realizar un crujiente de queso, para ello, rallamos queso y lo ponemos en una sartén caliente. Esperamos a que se funda y que obtenga un color dorado, y retiramos

Paso 1o

Emplatamos los raviolis, añadimos la salsa, espolvoreamos orégano y, por último, ponemos el crujiente y ¡listo para comer!