Las Recetas


Albóndigas caseras

Eva Anía Blesa


INGREDIENTES

  • 500 g carne de ternera
  • 2 rebanadas miga de pan
  • Leche
  • 1 huevo batido
  • Sal y pimienta
  • Perejil en polvo
  • Ajo en polvo
  • Orégano seco
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 cebolleta
  • 1 taza agua
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1 chorrito de soja
  • 1 botecito de tomate para untar Helios
  • 1 chorrito de nata líquida

PREPARACIÓN

Hacemos primero las albóndigas y luego la salsa pero se puede hacer de manera simultánea.

ALBÓNDIGAS:

Paso 1

En un bol amplio ponemos la carne, de ternera, recién picada por nuestro carnicero de confianza, y añadimos las especias, las vamos a poner siempre al gusto. Es decir, añadimos la sal y la pimienta, ajo y perejil en polvo y orégano seco (yo utilizo el que cojo en verano, que seco y conservo en botes herméticos de cristal).

Paso 2

En un recipiente pequeño ponemos miga de pan (en mi caso de molde, sin corteza). Lo cortamos en trocitos muy pequeñitos y remojamos con leche, lo justo para que se humedezcan, y añadimos al bol con la carne y las especias.

Paso 3

Batimos un huevo, lo incorporamos a la mezcla y mezclamos todo, con las manos muy limpias o con dos tenedores.

Paso 4

Con la mezcla de la carne hacemos bolitas del tamaño de una nuez, más grandes o más pequeñas, al gusto.

Paso 5

Las enharinamos y las pasamos por la sartén con un poquito de aceite de oliva virgen. Lo justo para que se sellen, no las vamos a cocinar en exceso, ya que se terminarán de hacer en la salsa. Según se van haciendo las vamos reservando en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite si lo hubiera.

SALSA:

Paso 1

Picamos una cebolleta en brunoise pequeñita, la ponemos en una sartén con un poquito de aceite y que se haga a fuego suave, salpimentamos. Cuando ya la tenemos añadimos una cucharada grande de harina y removemos, cocinamos para que la harina no quede cruda.

Paso 2

Añadimos agua a la mezcla, empezamos por una taza y si vemos que se nos queda corto vamos añadiendo a poquitos. Ahora lo ponemos a fuego medio para que engorde un poquito. Removemos hasta que nos quede el grosor deseado.

Paso 3

Añadimos un chorrito de vino blanco, rico, y dejamos que evapore el alcohol, siempre removiendo.

Paso 4

Añadimos un chorrito de salsa de soja, mezclamos y ponemos la salsa de tomate para untar Helios.

Paso 5

Terminamos con un chorretón de nata liquida y dejamos que se cocine todo unos minutos.

Hemos de ir probando la salsa según vamos añadiendo ingredientes y la prepararemos a nuestro gusto. ¡Ya la tenemos lista!

Metemos las albóndigas en la salsa aún caliente y dejamos que haga chup- chup un ratito todo junto.

Ya sólo falta preparar la mesa y acompañar con un buen pan, ¡Nos va a hacer falta para mojar la salsa!