Las Recetas


Cannoli rellenos de crema mascarpone y frutas

Cristina Santos Pérez


INGREDIENTES

  • 250 gramos de harina
  • Una cucharadita de cacao en polvo sin azúcar
  • Una pizca de canela
  • Un huevo y una yema
  • 60 ml de vino blanco (o Marsala, que es un vino italiano)
  • Una pizca de sal
  • Un poco de ralladura de naranja
  • 40 gramos de mantequilla
  • 30 gramos de azúcar o el equivalente en edulcorante
  • Aceite para freír
  • Para la crema del relleno: 250 gramos de queso mascarpone
  • Tres cucharadas soperas de mermelada de fresa Extra Helios (o de otro sabor)
  • 150 ml de nata para montar
  • Una clara
  • Media lata de cocktail de frutas primera en almíbar ligero Helios

Instrucciones:

Paso 1

Preparamos la masa: mezclamos los ingredientes secos, harina, sal, cacao, canela, la ralladura y el azúcar (o el edulcorante), añadimos el vino y removemos. Por último, agregamos la mantequilla derretida o en trozos pequeños. Mezclamos a mano o en un procesador. Al principio quedan como migas sueltas, pero seguiremos trabajando hasta conseguir una masa elástica y uniforme. Tapamos con un film y dejamos reposar en la nevera, mínimo, durante media hora

Paso 2

Una vez reposado, iremos haciendo los cannoli (o rollitos) poco a poco, para que la masa no se seque. Sacamos una parte de la masa de nevera y la estiramos hasta conseguir un rectángulo fino, de unos dos milímetros; enrollamos en el molde de cannoli, previamente engrasado, envolviéndolo y cerramos bien, mojando las uniones con agua, para que no se abran. Recortamos el sobrante y echamos en una sartén (o en un cacillo) con abundante aceite, durante unos tres minutos, hasta que empiece a dorar y salgan pompas en la superficie

Paso 3

Es importante no moverlos mucho para que no se abran. Podemos freírlos de dos en dos, o de tres en tres, pero cuidando la temperatura del aceite, que debe estar sobre los 175 grados. Si el aceite está muy caliente, se quemarán, y si se enfría mucho, no saldrán las pompas a la masa y quedará menos crujiente. También podemos cortarlos con el cortapasta de la medida deseada y enrollarlos, si no tenemos los tubitos metálicos (también los podemos fabricar caseros)

Paso 4

Una vez fritos, los dejamos reposar sobre papel de cocina para quitarles el exceso de aceite

Paso 5

Preparamos la masa para el relleno: montamos la nata por un lado y la clara por otro. En un bol, mezclamos el queso mascarpone con la mermelada (al gusto) y batimos bien. Añadimos la fruta en almíbar, escurriéndola y cortándola previamente un poco para que queden como tropezones pequeños. Agregamos la nata montada, mezclando con movimientos envolventes y, por último, las claras de la misma manera

Paso 6

Llenamos una manga pastelera con una boquilla ancha y reservamos en la nevera hasta que vayamos a montar los cannoli. Para ello, rellenamos los cannoli con la mezcla por ambos lados. Decoramos con azúcar glas. Es mejor montarlos cuando se vayan a consumir para que el cannoli no se reblandezca demasiado.

Nota: si la masa lleva edulcorante, los cannoli pueden hacerse igual con mermelada sin azúcar añadido y frutas naturales o en lata, pero en su jugo, como las peras o el melocotón, y quedarán igual de buenos